Conociendo Chile Deportes Maps Guía Noticias

Ruinas de Huanchaca

Posted in Antofagasta

Ratio:  / 0
MaloBueno 
Son las más viejas de la ciudad, no las habitantes más ilustres, sino las construcciones más antiguas que lograron perdurar en el tiempo a fin de mostrarse tal como fueron creadas. Muy pronto, un novedoso casino internacional las devolverá al presente
Situadas frente al mar, las ruinas de Huanchaca fueron construidas en el año 1888. No eran otra cosa que una refinería perteneciente a la Compañía Minera de Huanchaca que se edificó para procesar el mineral que venía desde distintos puntos de la región, predominantemente de las minas de plata bolivianas.
Algunos datos de aquella gloriosa época: la refinería procesaba algo más de 100 toneladas diarias de mineral, del cual se extraían casi 20 toneladas de plata al mes, las cuales se embarcaban por el océano Pacífico a diferentes puntos del globo terráqueo. 
 
 
 
Hoy, casi un casino internacional 
 
Esta chimenea industrial, hoy inmensamente bella e histórica, cerró sus puertas definitivamente en el año 1902 y a partir de entonces comenzó una larga carrera de olvidos y desgastes. 
 
Su proximidad al mar, más precisamente, a los vientos marinos y salados, hizo que sus maquinarias se oxidaran de tal forma que el color rojizo del hierro se apoderó de los viejos muros de piedra maciza hasta fusionarse con ellos por completo.
Hoy, solo el edificio se mantiene en pie, dando al lugar la fisonomía de un viejo castillo medieval que, mirando el mar, espera la llegada de amigos y enemigos provenientes de otros mundos. 
 
Cientos son los turistas que diariamente visitan las ruinas, lo cual las convierte en uno de los principales atractivos turísticos. No por nada turistas de todo el mundo eligen las ruinas y el monumento natural La Portada como los dos puntos más destacados para retratar fotográficamente. 
 
Mientras los jotes revolotean por el aire y hacen nido en sus viejas paredes, las ruinas ocultan en su interior parte de una historia que pronto volverá a estar en boca de todos
 
La edificación de un casino internacional en sus alrededores será el motivo de que las ruinas sean recicladas orgullosamente para que miles de fanáticos de todo el mundo lleguen a ellas a tentar la suerte. Una forma interesante de progreso que logrará sacar del olvido y el desgaste una construcción histórico-cultural que en sus años de gloria fue protagonista de toda la región. Y pronto lo será de vuelta.